Sílvia Pérez Cruz regresa mañana 1 de junio al Teatro Cervantes Vestida de nit y arropada por un quinteto de cuerda. Lo hará ante más de 1.000 espectadores y en un ambiente de mágica intimidad. En esta ocasión, Sílvia Pérez Cruz ha vuelto a agotar las entradas para repasar junto a los violinistas Elena Rey y Carlos Montfort, la viola Anna Aldomá, el violonchelista Joan Antoni Pich y el contrabajista Miquel Ángel Cordero su disco Vestida de nit a partir de las 20:00 horas. Esta visita al Cervantes no será la última en esta temporada ya que la catalana, de voz sobrecogedora, acompañará a Rocío Molina en el Grito pelao que cierra el 7 de agosto el festival de verano Terral. En este singular espectáculo, la bailaora y la cantante de Palafruguell emplearán respectivamente su cuerpo y sus cuerdas vocales para reflexionar sobre la maternidad.

El título de este trabajo de Sílvia lo aporta una habanera compuesta por sus padres hace más de tres décadas; el contenido viene a ser algo así como una suerte de grandes éxitos: desde habituales de su repertorio, hasta relecturas de temas propios, temas inéditos hasta ahora o sus más que singulares versiones. Una obra arreglada por Javier Galiana de la Rosa, Joan Antoni Pich, Carlos Montfort y la propia Sílvia para quinteto de cuerda que ya ha presentado en gira, con similar éxito de público al que tendrá mañana en un Cervantes lleno hasta reventar, por Argentina, Chile, Uruguay, Portugal, Francia y más de veinte ciudades españolas.

Dejar respuesta