La cantante y compositora murciana Ruth Lorenzo publica su segundo disco cargado de historias de amor y desamor. El estilo musical de Loveaholic es probablemente el resultado de todas sus influencias musicales y experiencias vitales: desde el criarse en Estados Unidos hasta su etapa como cantante de rock pasando por la brutal experiencia en el Factor X británico. Todas las canciones tienen su personalidad impregnada: su pasión española, su inconfundible ADN rockero y una voz prodigiosa.
 
Loveaholic está compuesto entre Los Ángeles, Estocolmo, Londres y Barcelona y supone un nuevo rumbo musical para la artista. Compuesto mayormente en inglés y producido por Red Triangle, responsables de algunos de los éxitos de artistas de la talla de Little Mix, Charlie Puth o Green Day, el sonido del disco recuerda a algunas de las bandas internacionales más importantes del momento como Imagine Dragons, Muse o Coldplay. Ella misma lo define como: “12 canciones. 12 historias de amor. Un corazón roto”
 
Cada una de las doce canciones que forman parte de ‘Loveaholic’ cuentan una parte de Ruth: desde cartas de amor (My last song), canciones sobre sus relaciones de amor (Good girls don’t lie, Moscas Muertas), miradas al pasado (The first man, Amanecer) o canciones más desenfadadas (Spanish guitar, Freaks). Además, el disco cuenta con la colaboración de uno de los ídolos musicales de Ruth, el legendario guitarrista ganador de 8 premios Grammy, Jeff Beck (Another day). Loveaholic es un disco totalmente auto producido y editado por Ruth, en el que lleva más de dos años trabajando. El primer single, Good girls don’t lie, fue número uno en todas las plataformas digitales y ya supera el millón de reproducciones.

Dejar respuesta