A pocos días de su actuación en Madrid, donde la artista granadina presentará en directo su nuevo disco Kairós, el próximo 13 de diciembre en la sala Joy Eslava, Rosa López ofreció este domingo en la sala Barts de Barcelona uno de sus conciertos más íntimos y emocionantes de los últimos años.

Con una espectacular acogida por parte de su público, la artista se volcó desde la primera canción para dar lo mejor de sí misma a una ciudad de la siempre ha recibido enormes muestras de cariño. Un concierto directo, sin adornos, que no dejó a nadie indiferente y en el que todos sus fans disfrutaron sin complejos de esa nueva Rosa renacida en la música, agradecida a su público por todos estos años de espera, y con esa voz inconfundible que nace del corazón.

Rosa López demostró que su sitio natural es el escenario. Incansable, interpretó una tras otra canciones de este nuevo trabajo con las que, en palabras de la propia artista, busca transmitir un mensaje de autoayuda, a las que siguieron temas como Ahora sé quién soy o Al fin pienso en mí, primer single de este nuevo disco y toda una declaración de intenciones. Uno de los momentos de mayor intensidad llegó cuando interpretó a dúo con el artista barcelonés Ramón Mirabet la canción Tú lo sabes.

Es el momento de Rosa López, un momento de superación y positivismo, un momento en el que desnudar su alma en cada una de las actuaciones, un momento que el público de Madrid, ese que tanto cariño y respeto le ha demostrado a lo largo de estos años, también podrá compartir con ella el próximo 13 de diciembre en la sala Joy Eslava.

Dejar respuesta